Concierto: «Las más bellas músicas de Dios»

Les plus belles Musiques de Dieu

Un invierno en Mallorca (I)
(Recital 183 aniversario del viaje a Mallorca de Frédéric Chopin y George Sand)
(Invierno de 1838 – 1839)

Ángeles González-Sinde, recitadora
Angel Recas, piano

Un invierno en Mallorca (I)

Frédéric Chopin (1810-1849): Polonesa Op. 40 Nº 1 “Militar” (París, Noviembre 1838)

Frédéric Chopin: Prelude Op 28 Nº 2 “Presentimiento de Muerte”  (Valldemosa, Diciembre 1838)

Frédéric Chopin: Prelude Op 28 Nº 3 “El canto del arroyo”  (París,  ca. 1834?)

Frédéric Chopin: Prelude Op 28 Nº 4 “Sofocation” (Valldemosa, Diciembre 1838)

Frédéric Chopin: Prelude Op 28 Nº 6 “Nostalgia” (Valldemosa, 1838/1839)

Frédéric Chopin: Prelude Op 28 Nº 7 “La bailarina polaca” (París,  ca. 1836?)

Frédéric Chopin: Prelude Op 28 Nº 15 “Gota de agua” (Valldemosa, Diciembre 1838)

Frédéric Chopin: Prelude Op 28 Nº 20 “Funerailles” (Valldemosa, Diciembre 1838 o Enero 1839)

Frédéric Chopin: Mazurka Op. 41 Nº 1 “Mazurka de Palma” (Palma, 28 Noviembre 1838)

Frédéric Chopin: Nocturno Op. 37 Nº 1 (Valldemosa, 1838)

Frédéric Chopin: Marcha Fúnebre, Mov III de la Sonata Nº 2 Op. 35 (Paris 1837 – Valldemosa 1838)

Frédéric Chopin: Polonesa Op. 40 Nº 2 “Dramatica” (Valdemosa, Enero/Febrero 1839)

Ángeles González-Sinde, recitadora
Angel Recas, piano

 

Frédéric Chopin (1810-1849)

Me encuentro en Palma, bajo palmeras, cedros, áoles, naranjos, limoneros, higueras y granados, de esos que El jardín de Plantas de París no posee sino en sus estufas. El cielo es de color turquesa; el mar, de lapislázuli, las montañas, de esmeralda. El aire es lo mismo que el cielo. Hace sol, calor. Todo el mundo se viste como en verano. Por la noche se oyen, durante horas enteras, cantos, guitarras… La ciudad recuerda África ¡una vida deliciosa! Sin dudar esto debe ser el Paraíso” (Carta de Chopin remitida a Julian Fontana, el 14 de noviembre de 1838)

 

Un invierno en Mallorca

        Posiblemente uno de los episodios más románticos de la biografía de Fryderyk Chopin y de George Sand es el terrible –y muy romántico- viaje a Mallorca en aquel invierno de 1838. Viaje, que aunque en algunos aspectos fue desastroso, se ha convertido en un mito precursor de los viajes románticos al sur, los viajes que desde Europa emprendian diversas personalidades en busca de la luz del Sur; ya bien al Midi francés, a Italia o a la siempre exótica y salvaje España.

Invitados por Franz Liszt y Marie d’Agoult, Chopin y George Sand se conocieron a fines de octubre de 1836 en París en un ágape en el Hôtel de France. Ella fue acompañada por sus hijos, Maurice y Solange; él fue acompañado por su amigo, el pianista Ferdinand Hiller. Cuando Liszt los presentó, ella le susurró a Madame Marliani, su íntima y confesora: «Ese señor Chopin, ¿Es acaso una niña?». Él, por su parte, le comentó a Hiller saliendo del hotel: «Qué antipática esa Sand, ¿Es en verdad una mujer?»…

Sin embargo al poco tiempo formaron una de las parejas más sonadas y modernas de Europa. Ella francesa, Amandine Aurore Lucile Dupin, baronesa de Dudevant (1804-1876), con pseudónimo artístico literario de George Sand; él polaco, Fryderyk Franciszek Chopin (1810-1849) el más importante compositor para piano de todo el siglo XIX.

El día 8 de noviembre de 1838 llegan a Palma de Mallorca Federico Chopin y George Sand, acompañados por los dos hijos de ésta, Maurice y Solange. Se trata de dos personajes célebres, de acusada y compleja personalidad y gran talento artístico, que toman contacto con un paisaje y una realidad social completamente nuevos para ellos y ante los que reaccionarán de manera ambivalente. Los meses que pasan en la cartuja de Valldemossa son para la pareja un tiempo de dificultades y molestias, pero también de fecunda creatividad, sobre todo para Chopin. Un invierno en Mallorca, escrito por George Sand unos años después de su estancia en la isla, describe la conflictiva relación que estableció la autora —de costumbres extravagantes e ideas avanzadas— con el medio mallorquín, de fuerte talante conservador: por un lado se entusiasma con el paisaje, pero, por el otro, sufre a causa de la incomprensión mutua que se produce entre ella y los habitantes de la isla, a los que lanza duras críticas. Dentro de la literatura de viajes, Un invierno en Mallorca puede considerarse la brillante descripción de un caso de encuentro, o, en esta ocasión, más bien de choque, de mentalidades y costumbres diferentes.

El motivo principal que indujo a Chopin y a George Sand a trasladarse a Mallorca en el invierno del año 1838 fue el delicado estado de salud del compositor y de uno de los hijos de ella, Maurice, a quienes el médico había recomendado un lugar más cálido para pasar el invierno. A esto se unió la necesidad de abandonar París, para evitar las habladurías provocadas por su relación amorosa, y, sobre todo, para huír de las iras del celoso dramaturgo Malefille, que siendo preceptor de ese hijo enfermo, Maurice, había sido el último amante de George Sand.

Escogieron Mallorca porque sus amigos, el político español Mendizábal y el cantante mallorquín Francisco Frontera, profesor de canto de la reina Isabel II y de la duquesa de Montpensier, les hablaron maravillas de la Isla, de modo que decidieron pasar el invierno allí. Llegaron a Palma el ocho de noviembre de 1838, procedentes de Barcelona, en el único barco que unía la isla con el resto del mundo y que se llamaba El Mallorquín. Se hospedaron los primeros seis días en una pensión del puerto que, por estar situada sobre el taller de un tonelero, no resultaba nada tranquila. En esta pensión se sienten, además, despreciados, y sus primeros contactos con la sociedad palmesana no van a ser tampoco muy afortunados’. Visitaron a varias personas, para las que llevaban cartas de presentación, como el cónsul francés, el marqués de Cardona, el conde de Montenegro -con el que tuvieron una grave discusión’- y la francesa Elena Chaussat. A pesar de todo esto no fueron bien recibidos, ya que su situación personal chocaba con la mentalidad de la época: viajaban sin estar casados, y con los dos hijos de ella. Así que decidieron abandonar Palma y alquilar una casa de campo, a pocos kilómetros de la ciudad, una finca mallorquina llamada Son Vent, a un tal Sr. Gómez, por cincuenta francos al mes. Al mismo tiempo alquilaron dos celdas, compuestas de tres habitaciones y un jardín, en la cartuja de Valldemosa, cartuja que había sido desalojada hacía pocos años por los monjes debido a la ley de desamortización de Mendizábal. Estas celdas se convertirían en su residencia a partir del quince de diciembre, cuando se vieron obligados a salir de Son Vent, y allí estuvieron hasta el once de febrero de 1839, fecha en que se trasladaron a Palma para abandonar la isla dos días más tarde. Permanecieron en Mallorca algo más de tres meses, exactamente noventa y siete días.

En este recital poético-musical, que conmemora el 183 aniversario del viaje a Mallorca de Frédéric Chopin y George Sand,  tendremos la oportunidad de escuchar una selección de las obras pianísticas que Chopin compuso en Mallorca, junto con fragmentos poéticos literarios entresacados principalmente de Un invierno en Mallorca y de la correspondecia de Chopin y George Sand que mantuvieron con sus conocidos de París, que estarán intercaladas entre las piezas musicales a modo de micro preludios emocionales literarios. En concreto escucharemos; las dos Polonesas Op. 40 (escritas en este viaje a Mallorca en el invierno de 1838/39), la Mazurka Op. 41 Nº 1 (conocida como “La mazurca de Palma”), una selección de sus impresionantes Preludios op 28 (nº 2, 3, 4, 6, 7, 15, 20) verdadera obra maestra de todo el repertorio pianístico, el exquisito Nocturno op 31 Nº 1 y la célebre Marcha fúnebre que sería incluida como el tercer movimiento para su Sonata Nº 2 Op 35 que aunque fue escrita antes del viaje  a Mallorca fue llevada y trabajada allí para una obra más ambiciosa en lo que sería posteriormente su Sonata Nº 2 Op 35 que sería esbozada en Mallorca y concluida en Nohant unos meses después del viaje a Mallorca.

Las polonesas op. 40, también llamadas Polonesas Militares, fueron compuestas en 1838, durante su corta estancia en Mallorca. El gran pianista polaco Artur Rubinstein señaló que cada una corresponde a la gloria (la primera en La mayor) y a la tragedia de Polonia (la segunda en Do menor), respectivamente. Durante la invasión de Polonia en septiembre de 1939 por el ejército alemán al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, la radio polaca emitió cada día estas obras como protesta nacionalista y para unir al pueblo polaco. ​ Los nazis prohibieron más tarde las representaciones públicas de Chopin y destruyeron el principal monumento al compositor en Varsovia, una escultura de Chopin sentado bajo un árbol, que había sido erigida en 1926 en la entrada al Parque Łazienki.

Fryderyk Chopin es, sin duda alguna, una de las figuras más importantes, simbólicas y emblemáticas de Polonia, el corazón y el alma emocional  de Polonia. La música de Chopin es algo irrenunciable al sentimiento profundo de todo polaco, se encuentra en el tuétano de cada polaco allá donde este esté, incluso en las épocas más difíciles de la historia polaca, esta ha sido (la música de Chopin) el símbolo de resistencia y de la identidad de Polonia. Por ese motivo recordar a Fryderyk Chopin a través de su impresionante maravilloso legado musical, donde la sutileza de su mundo intimo es de tal magnitud que transciende su inequívoco origen polaco y se vuelve sin pretenderlo, con toda su humildad, en patrimonio universal, pues lo aparentemente pequeño como diría el gran pianista polaco Leopold Godowsky siempre es más completo e intenso que lo aparentemente grande.

En la recitación de textos poético literarios correrá a cargo de Ángeles González-Sinde, a quien agradecemos profundamente su presencia en este acto, y en la parte musical estará al piano Angel Recas.

      Les plus belles Musiques de Dieu (“Las más bellas músicas de Dios”) nace con la única intención de hacer algo hermoso, espiritualmente bello, a modo de despertar conciencias a través del arte y en la creencia de la idea de que “Un acto bello es un gozo eterno” (Keats) y que la mística, como diría San Juan de la Cruz, se puede verdaderamente alcanzar por la conmoción de la belleza.


Ángeles González-Sinde (Recitado poético)

Ángeles González-Sinde es una figura destacada en el panorama cultural actual, tanto por sus trabajos en el ámbito cinematográfico como por sus aportaciones a la literatura, cultivando géneros como la novela, el teatro y el cuento infantil.

Directora y guionista de cine y televisión, novelista, y columnista de periódico, a lo largo de su trayectoria ha sido galardonada con múltiples premios y nombramientos honoríficos.

Obtuvo el Premio Goya de guión por la película “La Buena Estrella”1997, de Ricardo Franco. Después de obtener este y otros éxitos cinematográficos tanto como guionista como directora, entre 2006 y 2009 fue nombrada presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematogáficas de España (AACCE). Entre sus numerosas películas, algunas de las más aclamadas por la crítica y galardonadas son La suerte dormida (2003), protagonizada por Adriana Ozores, Madrid 11M: Todos íbamos en ese tren, La vida que te espera(2004), Una palabra tuya (2008), adaptación de una novela de Elvira Lindo, El comensal (2022), Amancio Ortega, Mentiras y gordas.

En cuanto a su producción literaria, ha escrito diversas  novelas como “El Buen Hijo” que le condujo a quedar finalista en el Premio Planeta 2013; Después de Kim, 2019; El cielo Profundo, 2021.

También ha realizado diversos trabajos como dramaturga, Rulos” (2002)  y ha hecho incursiones en el mundo de la literatura infantil “Maya Papaya”, “Rosanda y el arte de Birli Birloque”, entre otras.

En 2009 fue nombrada Ministra de Cultura por el Gobierno de España ejerciendo una importante labor como legisladora en apoyo al sector de la cultura y el desarrollo de las artes en España.

En la actualidad es presidenta del Real Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía desde 2020 y continúa su infatigable producción como novelista, directora de cine, ensayista y pensadora.

Ángel Recas (piano)      

Comienza sus estudios musicales en el Conservatorio “Padre Antonio Soler” de San Lorenzo de El Escorial, con el profesor Anatoli Povzoun. Posteriormente ingresa en el Conservatorio “Liszt Ferenc” de Budapest (Hungría) en donde estudiaría con el profesor Szókolay Balász. Poco después es admitido en el Conservatorio Estatal “A. Nezhdanova” de Odessa (Ucrania), siendo alumno de Yuri Borisevich Diky e influido principalmente por el maestro Sergei Terentiev por quien profesa una profunda admiración.

 En la temporada 2010 Radio Nacional Española  Clásica emitió la serie radiofónica “Ervin Nyiregyhazi: El pianista oculto” de la que es coautor. Actualmente emite en Radio Circulo  “Gyorgy Cziffra: diario de un superviviente” Ha asistido a cursos y clases magistrales impartidas por Eldar Nebolsin, Aquiles Delle Vigne y Manuel Ariza, asi como los organistas Daniel Roth, Carlos A.Guerra, Pier Damiano Peretti y Michel  Boubard.

Es autor y ha estrenado numerosas transcripciones para piano solo (y también de versiones organísticas para órgano romántico) de obras orquestales de Mahler, Liszt y Wagner, entre otros autores. Ha tocado regularmente desde el 2013 en  los órganos Mutin-Cavaillé-Coll de las iglesias  Santa Cruz (Madrid) y  San Severino (Balmaseda, Vizcaya).

Forma dúo con la cantante armenia Alvina Ayvaziyan, tocando principalmente con ella  la obra  del compositor armenio Vardapet Komitas.

Dentro de su reciente actividad concertística cabe destacar el estreno mundial en Octubre de 2018 (con la colaboración de  la  Embajada de Hungría  en España) de la versión organística de “El Cantico del Sol de San Francisco de Assis” de Franz Liszt en el órgano romántico Cavaillé-Coll (1883) de la Real Basílica de San Francisco el Grande (Madrid) y recientemente, el 12 de octubre de 2019, el concierto en memoria de Vladimir Sofronitzky que ofreció en el Museo Alexander Scriabin de Moscú donde interpretó la última Sonata D 960 de Franz Schubert.

Guion UN INVIERNO EN MALLORCA

Fecha

Nov 17 2021

Horario

19:00
Casa de Cultura

Localización

Casa de Cultura
Calle Floridablanca, 3, San Lorenzo de El Escorial, España
Categoría

Organizador

Asociación Wagneriana de la Sierra

Colaboradores

M.I. Ayuntamiento San Lorenzo de El Escorial
M.I. Ayuntamiento San Lorenzo de El Escorial
Teléfono
918903644
Email
info@aytosanlorenzo.es
Web
http://www.aytosanlorenzo.es

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies