M.I. Ayuntamiento San Lorenzo de El Escorial

Organizador

M.I. Ayuntamiento San Lorenzo de El Escorial
Teléfono
918903644
Email
info@aytosanlorenzo.es
Web
https://www.aytosanlorenzo.es
Casa de Cultura

Localización

Casa de Cultura
Calle Floridablanca, 3, San Lorenzo de El Escorial, España
Categoría

Fecha

Ago 02 2020 - Ago 06 2020

Horario

11:00 - 21:00

Exposición: “L@s Pintor@s” de Álvaro Sellés

“L@s Pintor@s” de Álvaro Sellés

El pintor Álvaro Sellés presenta la exposición “L@s Pintor@s” actuando de curator Marisol García Pariente, comisaria e Historiadora del Arte, desde el 31 de Julio hasta el 6 de Agosto, en la sala de exposiciones de la Casa de Cultura, Floridablanca nº 3, San Lorenzo de El escorial.

La serie de “L@s Pintor@s” es de largo recorrido en la trayectoria de Álvaro Sellés y en esta exposición podemos disfrutar de obras de distinta cronología y de variados formatos y técnicas, son retratos de pintor@s, retratos de grandes maestros y maestras que captan la iluminación de la creatividad y la melancolía como origen de la misma. Realizados con la desenvoltura, el espíritu lúdico, el rigor y el oficio de un maestro.

Melancolía  “La Serie de Los Pintores” notas.                                                                                                                                                          Estado anímico permanente, vago y sosegado, de tristeza y desinterés, que surge por causas físicas o morales, por lo general de leve importancia. Según el diccionario.

Origen

Préstamo (s. xv) del latín melancholia y este del griego melankholía ‘bilis negra’, ‘mal humor’, compuesto de mélas ‘negro’ y kholé ‘bilis’; término propio de la medicina antigua que se ha mantenido relacionado con el resultado de la bilis negra, la tristeza.

Dice Víctor Hugo que “la melancolía es la felicidad de estar triste”          Melancolía I es uno de los tres grabados del pintor del Renacimiento Alemán Alberto Durero, que junto con El Caballero, La Muerte y el Diablo y San Jeronimo en su gabinete, componen las Estampas Maestras .En el grabado “La Melancolía” se encuentran representados todos los símbolos de la gran obra. Este grabado es el primero de una serie dedicada a los cuatro humores del cuerpo humano: melancólico, flemático, colérico y sanguíneo. La melancolía, oscilante entre la tristeza mórbida, la depresión y el sueño, es un estado típicamente alquímico. Este estado psicológico corresponde al color negro de la putrefacción.                  ¿Por qué razón, todos aquellos que han sido hombres excepcionales en lo que concierne a la filosofía, la ciencia del Estado, la poesía o las artes son manifiestamente melancólicos? Con esta pregunta Aristóteles comienza el texto conocido como el Problema XXX y da origen a una discusión vigente hasta la actualidad: ¿Cuál es la relación entre la creatividad y la psicopatología? ¿La psicopatología facilita la creatividad? ¿La actividad creativa induce la aparición de alteraciones emocionales?

Melancolía ,”La Serie de Los Pintores”.                                                  Durante la Edad Media se consolida la idea de que la genialidad se asocia a la patología mental. Nuevamente se le relaciona con la melancolía. Se describía entonces que esa melancolía generosa permitía al espíritu sensible manifestarse por medio de expresiones artísticas. Se trata de una melancolía erótica o de un furor erótico que lleva al mundo de las ideas, concepto que perdurará en el Renacimiento, cuando ser loco es ser humano y se hace un arte de la propia locura. En su Elogio de la locura, Erasmo de Rótterdam exclama que la locura, moira o stultitia es semejante a los dioses por los dones que distribuye; su poder se extiende de a los orígenes de la vida humana ya que implica el placer como bien supremo, y la más elevada sabiduría se logra por el camino de la locura y no por el afán de conseguir la gloria, porque todas las pasiones humanas se hallan dentro de su reino. A lo largo de la historia algunos artistas describieron su proceso creativo desde emociones distintas; la primera y tal vez la más común es desde la depresión, otras desde la percepción del orden, otras bajo sensaciones compulsivas y esquizofrénicas, algunas bajo efecto de drogas y alcohol o desde la exploración del sexo cargado de curiosidad y erotismo.

Sea cual sea la emoción con la que se produce, lo cierto es que con la reflexión y unión entre recuerdos y las asociaciones visuales el artista puede entender su obra y a sí mismo, dotando a ésta de fuerza y originalidad.

Quizá por eso las disciplinas que se entienden como arte sean las expresiones predilectas del hombre, pues sus cualidades permiten libertad, seguridad, pasión, concentración, amor, etc., sentimientos que todo hombre busca satisfacer a lo largo de su vida.

Los siguientes párrafos describen la idea de algunos teóricos y artistas sobre el proceso creativo:                                                                          Piaget : La creatividad constituye la forma final del juego simbólico de los niños cuando éste es asimilado en su pensamiento.                          Freud :  La creatividad se origina en un conflicto inconsciente. La energía creativa es vista como una derivación sexual, infantil, sublimada; la expresión creativa resulta de la reducción de esta tensión.                                                                                                      From :  La creatividad no es una cualidad con la que están dotados particularmente los artistas y otros individuos, sino una actitud que puede poseer cada persona.                                                                      En el mundo, y desde la antigüedad, hay una cuestión estereotipada sobre los creativos en general en la cual se asocia la locura y el genio. Hay, en este sentido, una idea en común que sostiene que durante etapas de angustia y melancólicas los artistas son extremadamente sensibles para percibir nuevas ideas que luego desarrollarán cuando estén en etapas de mayor estabilidad emocional y energía. La enfermedad, no sólo la psíquica sino cualquier afección, influye en la expresión creativa. Tal idea incluye al sufrimiento inherente a la enfermedad como el principal motor generador de una agudización en la sensibilidad del afectado. Puede sonar contra intuitiva la asociación de la melancolía con la inspiración y la productividad artística pero, desde la más aguda hasta la más leve. Pueden ser de extrema importancia en el proceso creador. La melancolía baja el ritmo, enfría las situaciones y facilita la visión en perspectiva de las situaciones y los sentimientos. Por otro lado, la depresión pareciera que esculpe, también hace reflexionar y meditar, y por último ejerce un sometimiento y agudiza el pensamiento.

Melancolía como motor del proceso creativo, el proceso creativo como fin en si mismo.

 

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies