Organizador

Asociación Wagneriana de la Sierra

Colaboradores

M.I. Ayuntamiento San Lorenzo de El Escorial
Teléfono
918903644
Email
info@aytosanlorenzo.es
Web
www.aytosanlorenzo.es
Casa de Cultura

Localización

Casa de Cultura
Calle Floridablanca, 3, San Lorenzo de El Escorial, España
Categoría

Fecha

Jul 31 2018

Horario

19:00

Concierto VII FESTIVAL WAGNERIANO DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

PARSIFAL – IDILIO SIGFRIDO (31 Julio 2018)
GÖTTERDÄMMERUNG (El Ocaso de los Dioses) (2 Agosto 2018)

VII FESTIVAL WAGNERIANO DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

“Querido Franz, querido amigo, sólo tú puedes ayudarme, sólo tú puedes comprenderme… ¡¡estrena mi Lohengrin, por Dios, estrénalo!! Me entregaré después en Dresden a la policía si es necesario y lo estimas oportuno, o si no viajaré lejos, muy lejos, me fugaré a España, a Andalucía…donde las naranjas son tan espléndidas como sólo tú sabes serlo siempre conmigo” (fragmento de una carta de Wagner a Liszt)

Vorspiel (Preludio)

          En el principio era Wagner[1], y sólo un Dios podía comprenderlo: Ludwig II, Otto Friedrich Wilhelm von Wittelsbach de Baviera, el elegido y bienamado, el rey sol (entiéndase bien, de manera amónico-atónica[2]), der Märchenkönig[3], el primo loco de Sisí, ese ser desquiciado que sin duda nos precedía en generaciones y generaciones de sabiduría cósmica por su espeluznante lucidez, ese ser lo tenía claro: Ich bin Wagner, “¡Soy Wagner!” Y como una especie de Tristán lírico, entendió a la perfección que su irrenunciable misión era estar al servicio del verdadero Maestro, de Wagner, el verdadero y único Dios. Todo un rey de Baviera, la verdadera Alemania, hijo natural de Wotan, heredero teutónico del Walhalla absoluto, entendía a la perfección divinamente que el superhombre, el nuevo hombre, era Wagner, el verdadero Dios.

Mientras el delfín de Alemania había encontrado su sentido místico y vital, Wagner huía de dondequiera que fuese acumulando multitud de deudas y causas políticas a porrillo, en compañía de dudosas amistades, Bakunin entre ellos, financiados por un bienhechor que puso franciscanamente una diligencia a su disposición con destino, a través de la quiebra de todo lo que a su camino encontrara, a la inmortalidad: Franz Liszt, el mentor de la wagneridad absoluta, el inventor de la wagneridad, el genuino creador de Wagner.

Prólogo

      En la actual temporada 2017-2018, los autores de este proyecto, fundadores de la Asociación Wagneriana de la Sierra de Guadarrama (AWSG) abordaremos la VI temporada de este festival wagneriano que cada verano se celebra en San Lorenzo del Escorial, en la Casa de Cultura conociéndose, por coincidir en tiempo y obras, al Festival de Bayreuth, como El Anti-Bayreuth.  Tras las dos últimas temporadas, tras el bicentenario del nacimiento de Wagner del año 2013, en las que se han representado el anillo en su totalidad en versión pianística (siendo esto una verdadera gesta sin precedentes), en esta temporada 2018 el Festival se realizará en tres recitales; el 23 y 28 de julio y el 2 de Agosto que a modo de tríptico estarán dedicadas a las maravillosas figuras históricas, verdaderos ejemplos estoicos y líricos a seguir, de Sophie Scholl y Ana Frank. Se iniciará este año el Festival el 23 de junio con Lohengrin ohne Worte que es sin duda una de las piezas mas románticas y mas amadas por Wagner de su primer periodo creativo, la cual sin la ayuda y tutela de Franz Liszt jamás habría podido realizarse. El segundo recital será el dia 28 de Julio en el que se ocupará de la última obra creativa de Richard Wagner: Parsifal, en la que podremos oir la transcripcion de  Liszt, Feierlicher Marsch zum heiligen Gral aus Parsifal (Marcha solemne hacia el Santo grial)

(Acto I, Parsifal de Richard Wagner)S450 de 1882; Una ópera mística, casi se podría decir esotérica, que aborda el mito artúrico del santo Grial y la búsqueda iniciática de la la virtud y de los ideales a los que todo caballero que se precie (teutónico, cruzado o humilde hidalgo de la Mancha) debe naturalmente tender, junto con el bellísimo Idilio de Sigfrido. Finalizará este VII Festival wagneriano el 2 de agosto con el impresionante El Ocaso de los Dioses, la obra cumbre que cierra la inmensa tetralogía wagneriana.

Agradecemos como siempre la inestimable ayuda y colaboración (e incluso casi se podría decir que de verdadera e inquebrantable Fe wagneriana) de la concejalía de cultura de San Lorenzo de El Escorial, asi como de la Casa de Cultura donde como cada año por estas fechas se realiza este festival musical que en su multitud de actividades hacen de esta hermosa y casi  renacentista ciudad un pequeño Salzburgo, un lugar maravilloso cada verano.

Postludió

     La magnífica oportunidad que produce cada año a finales de julio el Festival de Bayreuth, aglutinando acólitos convencidos, arrebatados seguidores wagnerianos, tipos con smoking y señoras con collares (que como diría Groucho Marx, no sabemos que hacen ahí pero están), wagnerianos mas wagnerianos que Wagner (aunque no sepan leer una nota musical, ni falta que les hace en su wagnérica vida), presidentes o presidentas wagnerianas de gloriosas asociaciones wagnerianas provinciales del orbe cósmico provincial…pero muy muy wagnerianas, gente de relleno social, gente social de relleno, especialistas musicales de esos que son muy musicales por ser tan especialistas (esos que jamás sabrían reconocer que el “acorde de Tristán” procede de Chopin vía Liszt, y aun pudiendo saberlo, tampoco lo reconocerían por su confesable ceguera wagneriana), en definitiva multitud de Zombis que en elitisto (sí, de Eli y Tisto) banquete caníbal se reúnen en su holocáustico y político devenir con la supuesta excusa de su latente wagneridad imperecedera y zombicoincorruptible…dentro de los parámetros que la podredumbre mental manifiesta de un ente zómbico (y wagneriano) permite.

Por ello, consideramos que es muy interesante poder reproducir el Festival Bayreuth cual quijotes en la sierra del Guadarrama, tras conmemorar el bicentenario de Richard Wagner en la temporada 2013 y haciéndolo coincidir no solo en obras (la Tetralogía) sino incluso en día de fecha y hora en acción heroica wagneriana donde las haya. Consideramos así que merece la pena que el público que abarrota las calles de San Lorenzo de El Escorial en verano, en pleno calorcito veraniego de torrarse, tenga la oportunidad de conmemorar con nosotros, en paralelo y como contrapunto al Festival de Bayreuth de Richard Wagner, con nuestro formato habitual, en el que venimos trabajando desde hace ya años: la conferencia-concierto. No es en absoluto habitual encontrarnos con actos similares en este país, pues tan sólo algunos teatros hacen conferencias previas a los conciertos u óperas que programan durante la temporada, y la mayoría de las veces se queda en eso, en una conferencia en la que en el mejor de los casos se interpretan algunos ejemplos al piano o bien simplemente se ponen fragmentos de un CD para ilustrar lo explicado. En ambos casos se trata de un formato, a nuestro juicio, incompleto.

En efecto, se olvida cómo Wagner hacía interpretar en privado, con un Tausig, un Klindworth o un Joseph Rubinstein al piano en la Villa Wahnfried, sus obras antes de estrenarlas e incluso de orquestarlas, se ignora cómo Liszt difundía las sinfonías de Beethoven por recónditos poblachos miserables con la simple ayuda de un piano, se desprecia cómo Busoni o Reger transcribían las grandes obras de órgano de Bach al piano para aprovechamiento de los pianistas, se desconoce cómo el propio Bach practicaba el arte de la transcripción, mas aun resulta desconcertante el desconocimiento de las maneras de Wagner por parte de las asociaciones wagnerianas (que dicen ser sus sucesores creativos y seguir sus postulados) hasta el punto que simplemente se convierten en “especialistas” de acumuladores de discos y de versiones o incluso mas espeluznante aun…se convierten en consumados especialistas de de acumuladores de discos de una versión sin por otra parte abrir una partitura en su profundidad wagnerica vida de consumados especialistas wagnerianos.

En el formato que relatamos más arriba se olvida, por tanto, que todas las obras, en el caso que nos ocupa de Wagner, que se interpretan en orquesta, se pueden interpretar al piano, bien porque ya existen, bien porque se pueden hacer o por lo mas espeluznante que resulta constatar (por parte de un wagneriano convencido que regente o pertenezca a una gloriosa asociación wagneriana o no) que nacieron en este instrumento. La imaginación al poder. Basta de actos incompletos. Si Wagner propugnaba la Gesamtkunstwerk, el acercamiento a su obra ha de ser a través de la Gesamtkunstlernen, por así decirlo. No basta con leer una sinopsis o un libreto. Para poder comprender y disfrutar en toda su dimensión cualquier obra musical, es necesario un acercamiento más profundo y completo, y por ello proponemos la celebración de un ciclo de conferencias-concierto en el cual se explicará la obra con detalle y ésta se interpretará posteriormente al piano, preferentemente de manera íntegra, pero cuando ello no resulte posible por motivos de duración, se interpretará una versión sincrética, que recoja lo esencial de la obra.

En todos los casos, y más aún en un concierto que recoge en abstracto al piano una obra escénica con canto, ayuda y facilita la proyección de imágenes y textos que ilustran, arropan la música, ofreciendo un espectáculo más redondo en el que no se pierda de vista que se ha de seguir un argumento a cuyo servicio está la música. Hemos de añadir que la selección de las imágenes y de los textos es otro capítulo aparte de nuestro trabajo, pues dicha selección la realizamos nosotros mismos dado que nos lo tomamos muy en serio y tratamos de cuidar todos los detalles al máximo.

Un acto como el que proponemos en este proyecto es más atrevido, más original, pero también más exigente para todos, para el público y para los músicos, pues la preparación que ello conlleva desde un punto de vista documental, técnico y comunicativo es mayor, si cabe, que la de un concierto convencional. Les presentamos, pues, una propuesta de tres conciertos a celebrar durante este verano, concentrados en poco más de una semana, que coincide con el Festival de Bayreuth de Richard Wagner. Confiamos en que sea de su interés, habida cuenta de que se trata de una forma de hacer las cosas que nos acerca a las formas originales en que Wagner trabajaba sus obras, con un piano y una serie de acólitos enviados en parte, cómo no, por Franz Liszt. A menudo, la primera vez que sonaban las notas de las obras de Wagner, era así, al piano, antes de su estreno en teatro, en la intimidad de una sala oscura sin público, con Wagner narrando el argumento y los distintos pasajes mientras un Tausig o un Klindworth de turno tocaban la partitura al piano. Seamos, pues, Urtext, alcancemos el Nirvana, toquemos Wagner al piano, seamos como Ludwig II, ese rey loco, el verdadero iluminado del Ganímedes wagneriano sideral.

Para más información en torno a nuestra Asociación y en torno al ciclo, les recomendamos vivamente que visiten nuestra página web, www.richardwagner.info donde encontrarán información actualizada sobre nuestras actividades, así como artículos de interés sobre temas wagnerianos.

[1] In principio erat Wagner (Zuerst war Wagner).
[2] Entiéndase amónica como de Amón y atónica del dios Atón.
[3] El rey del cuento de hadas

RICHARD WAGNER – FRANZ LISZT
PARSIFAL – LUGUBRE GONDOLA – IDILIO SIGFRIDO
Ana Frank in Memoriam

 Ángel Recas, piano

PARSIFAL – LUGUBRE GONDOLA – IDILIO SIGFRIDO

 Liszt (1811-1886): Feierlicher Marsch zum heiligen Gral aus Parsifal (Marcha solemne hacia el Santo grial) (Acto I, Parsifal de Richard Wagner) S450 (1882)

Liszt: La lugubre góndola (Die Trauer-Gondel) (Version II) S.200 (1883)

Wagner (1813-1883): Siegfried-Idyll (Idilio de Sigfrido) WWV 103 (transcripción para piano solo de Angel Recas basada parcialmente en las versions de Joseph Rubinstein, y Fausto von Flickenstein) (1870)

Ángel Recas, piano


Ángel Recas
         Comienza sus estudios musicales en el Conservatorio “Padre Antonio Soler” de San Lorenzo de El Escorial, con el profesor Anatoli Povzoun. Posteriormente ingresa en el Conservatorio “Liszt Ferenc” de Budapest (Hungría) en donde estudiaría con el profesor Szókolay Balász. Poco después es admitido en el Conservatorio Estatal “A. Nezharovna” de Odessa (Ucrania), siendo alumno de Yuri Borisevich Diky e influido principalmente por el maestro Sergei Terentiev por quien profesa una profunda admiración. Asi mismo, ha asistido a cursos y clases magistrales impartidas por Eldar Nebolsin y Aquiles Delle Vigne.

Es autor y ha estrenado numerosas transcripciones para piano solo (y también de versiones organísticas para órgano romántico) de obras orquestales de Mahler, Liszt y Wagner, entre otros autores.

  • 00

    days

  • 00

    hours

  • 00

    minutes

  • 00

    seconds

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies